viernes, 24 de febrero de 2012

TRABAJADORES PREOCUPADOS POR SUSPENSION DE PROYECTO DE REFINERIA EN CASA GRANDE

Casa Grande.-Se pronuncian a favor de inversión. El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la empresa Casa Grande, Armengol Saucedo Castillo, invocó a los representantes del municipio y la azucarera a retomar las conversaciones en el marco del procedimiento de otorgamiento de licencias de construcción para la empresa del Grupo Gloria.
Expresó su malestar por la suspensión del proyecto de inversión que impulsaría la producción de más de 200 mil toneladas de azúcar refinada anualmente. “Esta situación afecta la rentabilidad de la empresa y también de las utilidades de nuestros trabajadores”, sostuvo.
Como se recuerda, en setiembre del año pasado la Comisión Técnica Calificadora presidida por el funcionario de la municipalidad casagrandina aprobó el expediente de la nueva refinería de azúcar y por tanto correspondía otorgar, según el Tupa, en el corto plazo la licencia respectiva; sin embargo, hasta hoy la empresa no ha tenido la licencia correspondiente, generando que cada trabajador haya dejado de percibir entre1,500 y 2,000 nuevos soles por concepto de utilidades, según expresaron fuentes de la empresa.
En clara alusión a respaldar las inversiones que la empresa ejecuta, los dirigentes sindicales de Casa Grande visitaron recientemente algunos proyectos, entre ellos las represas de Garrapón que tienen una capacidad de almacenamiento de 12 millones metros cúbicos del recurso hídrico.
En el lugar, Saucedo Castillo indicó que este tipo de proyectos contribuyen no sólo a la optimización del recurso hídrico sino también a mejorar la productividad de la empresa. “Nos explicaron que con estas represas se mitigará el impacto de la sequía presurizando el riego a favor de dos mil hectáreas”, mencionó.
A su turno, el dirigente regional de la Confederación de Trabajadores del Perú, Jorge Masias Quiroz, calificó de responsable a la azucarera por las inversiones que viene ejecutando y que reflejan un claro aporte al crecimiento económico de la región. De igual modo lamentó que hasta hoy la municipalidad no haya otorgado las licencias de construcción a la empresa.
“Estamos a la espera de que el alcalde de Casa Grande, Alejandro Navarro Fernández, regrese de su viaje a Cuba para invocarle retome el diálogo con la empresa, considerando que el que pierde con el no avance de proyectos de inversión no sólo es el vecindario sino, y por partida doble, nuestros trabajadores”, manifestó Masías.
Sostuvo que la municipalidad no sólo se debe a principios administrativos para la gestión de los recursos del Estado, también tiene por excelencia asumir decisiones políticas que incidirán siempre en lo social. “El alcalde debe tender puentes para impulsar la actividad económica del municipio”, concluyó.
Se niega a dar licencias
El alcalde de Casa Grande, Alejandro Navarro Fernández, ha informado que su negación al otorgamiento de las licencias es porque la refinería se pretende construir en un área pública. Por su parte la azucarera ha pedido que el alcalde demuestre su argumento.
La refinería se construiría en otro distrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Búsqueda personalizada