sábado, 11 de febrero de 2012

MADRASTA QUE ASESINO A ÑIÑA EN ASCOPE YA DUERME EN EL PENAL

 Estará en prisión hasta el 2039 y deberá pagar 20 mil de reparación civil.
Ascope.-El Poder Judicial condenó  a 28 años de cárcel a Esthercita Rivera Palacín (32), la despiadada mujer que el 2011 planificó y ejecutó la muerte de su hijastra en Ascope. La procesada deberá pagar además 20 mil soles de reparación civil a favor de los deudos.
La sentencia fue leída en la sala de audiencias de El Milagro. Rivera Palacín se mostró agobiada desde el inicio de la diligencia, con el rostro desencajado y llorando. Según ella, estaba arrepentida de lo que había hecho, y pidió perdón a la familia de la menor.
“Perdóname, te pido me perdones”, se le escuchó decirle a Damián Cosanatán Chávez, padre de la niña.
Cabe precisar que, antes de la audiencia, Cosanatán pidió la palabra para decir que será la justicia divina la que se encargue de aplicarle un verdadero castigo a su expareja.
“Puedo decir que mi hija ya descansa en paz. Han sido momentos muy duros los que hemos vivido con mi familia. Suelo recordar a mi hija… sé que no volverá, pero ya está con Dios”, dijo, al borde de las lágrimas.
Al término de la audiencia, el fiscal de Ascope, Alfredo Galindo Peralta, se mostró conforme con el fallo judicial, pese a que en su acusación solicitó la pena de 35 años para la homicida.
“Desde que la entrevistamos la primera vez, cuando denunció la muerte de la pequeña, a inicios del 2011, sospechamos de ella. Su testimonio no era muy convincente, por lo que decidimos investigarla, y los resultados fueron positivos, porque al poco tiempo terminó confesando el asesinato”, comentó Galindo.
La lectura de sentencia duró cinco minutos apenas, tras los cuales Rivera fue conducida de nuevo a su celda, donde pasará los próximos años de su vida.
El espeluznante crimen ocurrió a las 4:30 a.m. del 15 de mayo del año pasado, en la calle José Olaya del asentamiento humano Víctor Raúl Haya de la Torre, en Ascope. Según indicó la Policía, la madrastra adquirió el cuchillo un día antes y cometió el crimen porque la niña siempre la criticaba por haber interferido en la relación que tenía su padre con su madre. En el lugar del asesinato, la Policía encontró el cuchillo y un pasamontaña.
La niña era estudiante del tercer grado de primaria de la Institución Educativa Santa Rosa, en Ascope.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Búsqueda personalizada