viernes, 17 de febrero de 2012

ALCALDE DE CASA GRANDE NO ACEPTÓ CONDICIONAMIENTOS DE EMPRESA CASA GRANDE

Casa Grande.-El anunciado cierre de tratativas entre la empresa azucarera del Grupo Gloria y la municipalidad de Casa Grande para la ejecución de un moderno terminal terrestre en la capital del distrito, se vio suspendido luego que los representantes de la agroindustrial trataran de imponer sus condiciones, informó el alcalde Alejandro Navarro Fernández.
“Recibimos de la empresa la intención de construir un terrapuerto pero no imaginamos que traían consigo un convenio en el que la cristalización del proyecto es incierta mientras que ellos si pretenden asegurarse con el otorgamiento de las licencias para sus construcciones”, declaró Navarro Fernández.
Dijo que el punto uno de la cláusula quinta la azucarera asume la obligación de presentar a la municipalidad el proyecto de la construcción del terrapuerto en un extenso plazo de seis meses; además, le quita a la Municipalidad la facultad de decidir el lugar sin considerar que el distrito viene trabajando en un plan de desarrollo urbano y que ya se tiene tentativamente una idea de cómo estará sectorizado la jurisdicción.
De otro lado observó que en la cláusula sexta del mismo documento, en el punto tres, la empresa considera que a cambio de este urgente proyecto, el municipio debe comprometerse a emitir las licencias de construcción. “Claro, dicen que pagarán todos los derechos pero no sólo se requiere de esto, puesto que hay otros requisitos como certificado de impacto ambiental y además que uno de ellos está comprendido dentro de una zona publica, del mencionado muro de la vergüenza”, expresó.
En otro momento, el alcalde precisó que no es su intención romper las buenas relaciones con la azucarera en consideración a la importancia económica para el municipio y sus trabajadores.
Rechazó que voceros de la empresa hayan emprendido una campaña en su contra acusándolo de que los trabajadores de la azucarera no recibirán utilidades porque él no autorizó las licencia de construcción. “Soy respetuoso de la Ley y no podemos dar las licencias así por así. Tampoco podemos aceptar que porque nos construirán una obra tengamos que ceder a todos los requerimientos; incluso a lo expuesto en la clausula sexta en el punto cuatro, el cual le resta todo tipo de acción; además lo que invierte cualquier empresa privada mediante esta modalidad de impuesto por obras es compensada como pago a cuenta de impuesto a la renta”, argumentó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Búsqueda personalizada