sábado, 17 de septiembre de 2011

EX TRABAJADORES DE LA EMPRESA CASA GRANDE SE ENCADENAN EN IGLESIA

Casa Grande.-Seis ex trabajadores de la Empresa Casa Grande, se ataron de cadenas en la iglesia de la localidad, reclamando su reposición al afirmar que sus despidos fueron injustos.
Esta madrugada, a las 4.30 de la mañana un grupo de ex trabajadores de la empresa Casa Grande que representan a la Asociación de Trabajadores Despedidos, conformada por 62 trabajadores. Se ataron con cadenas en la reja de la Iglesia “Santa Teresita de Jesús” de la localidad, declarando haber sido despedidos injustamente por la Empresa Casa Grande, hace 6,7 y 8 años según los casos mencionados por ellos.
“Tomamos esta medida de encadenarnos… estaremos aquí hasta que seamos escuchados y repuestos en nuestros puestos de trabajo. Dormiremos aquí, comeremos aquí, esta será nuestra casa desde hoy, hasta se solucione nuestra petición. Tenemos familias dañadas, hijos que dejaron de estudiar y no debieron despedido injustamente”, acotó Julio Mestanza Heras, representante de los despedidos de Casa Grande.
Según entrevista a los manifestantes, nos dijeron que fueron despedidos por acusaciones de hurtos, de embriaguez y por inclinaciones políticas. “A mí me despidieron por ser partícipe de un accidente, en lo cual me responsabilizaron como represalia por oponerme a los abusos de la empresa… y a causa del accidente perdí una pierna”, nos manifestó en silla de ruedas, Segundo Carlos Gil Paredes.
Los manifestantes además colocaron banderolas en las rejas de la Iglesia pidiendo la ayuda del Gobierno de Ollanta, que ofreció solucionar los problemas de los trabajadores despedidos. Además manifestaron que ellos también cuentan con el apoyo del sindicato de la Empresa Casa Grande, representada por el Secretario General: Armengol Saucedo Castillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Búsqueda personalizada