lunes, 16 de mayo de 2011

HAY QUE EVITAR CAOS SOCIAL EN CASA GRANDE

Ascope.-Ante la pretensión del alcalde humalista de Casa Grande, Alejandro Navarro Fernández, de cerrar la mayor azucarera del Perú que funciona en esta localidad, el alcalde de Ascope, José Castillo Pérez, invocó a su homólogo casagrandino a buscar el diálogo a fin de evitar el caos social que se produciría de materializarse esa intención. “Si bien es cierto la Ley de Municipalidades nos habla de cierta autonomía, estamos enmarcados en los parámetros de la realidad, ¿acaso la economía se puede gobernar por decreto?”, reflexionó el burgomaestre ascopano.
“Dado que Casa Grande es la empresa más importante de Ascope, su eventual cierre generará problemas a toda la provincia, se generaría un caos social. Dado que la azucarera es privada, al cerrarla puede dejar legalmente de pagar a los trabajadores y el pueblo vendría a pedirle explicaciones, convirtiéndose de héroe a villano Espero que ésta no sea una decisión política, como municipalidades no podemos estar peleando con el sector privado que es el que genera empleo”, acotó
Destacó los resultados que producen el diálogo y la coordinación. “Por ejemplo la carretera que lleva a Molinos Cajanleque. De un problema se creó una oportunidad, ante la inundación de esta carretera por un descuido de algunos trabajadores de la azucarera, los buenos oficios del alcalde de Chocope, Carlos Alza Moncada, en coordinación con el Instituto Vial Provincial, permitieron que la empresa reconstruyera el afirmado mucho mejor que antes. Los pueblos de Molino Cajanleque y Chocope fueron los beneficiados”, puntualizó Castillo Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Búsqueda personalizada