lunes, 24 de enero de 2011

CONFIRMA OTRO CASO DE PESTE EN CHICAMA

Ascope.-Un nuevo caso de peste bubónica vuelve a preocupar a la población de la provincia de Ascope y autoridades. Es el primero que se presenta en el 2011 y se trata de una mujer de iniciales B.A.C. (47), quien reside en el distrito de Chicama. Así lo confirmó el jefe de Epidemiologia del Hospital Belén de Trujillo y ex presidente del Comité de Lucha contra la Peste Bubónica de La Libertad, Pedro Díaz Camacho.
Según informó el especialista, la paciente estuvo hace diez días en el sector San José de la localidad de Cartavio, donde sufrió la picadura de una pulga infectada con la bacteria yersinia pestis, -causante de la peste bubónica-, en el codo izquierdo. Dijo que el pasado 17 de enero llegó a Trujillo para atenderse en el centro asistencial de La Noria, donde erróneamente le diagnosticaron celulitis. Al no restablecerse su salud, la paciente acudió nuevamente a un centro de salud en Chocope, donde le diagnosticaron peste bubónica. Actualmente recibe tratamiento y está fuera de peligro.
Falta control
Díaz Camacho manifestó que los brotes de este mal son preocupantes, toda vez que ello significaría que la enfermedad no está totalmente controlada. A su parecer, hace falta un control más efectivo de la epizootia (muerte de animales por causas desconocidas). Dejó entrever que la acción de espolvoreo con Carbaryl, la cual sirve para aniquilar las pulgas transmisoras del mal que viven en la piel de las ratas, no está surtiendo efectos, lo cual significaría que dichos insectos se habrían hecho resistentes al insecticida.
“Si observamos la historia epidemiológica, vamos a encontrar que la peste es una enfermedad que se presenta en el lapso de abril a octubre. Es atípico que se presenten casos en verano. Por ello se hace necesario que las autoridades regionales de Salud realicen los controles para detectar si las pulgas están sobreviviendo al Carbaryl”, dijo Díaz Camacho al tiempo de plantear a la Gerencia de Salud de La Libertad, iniciar una campaña de desratización en la provincia de Ascope.
“Debería utilizarse un bocado especial que contenga siprodil y bromabiolona. El primer componente sirve para matar a la pulga en un lapso de 8 horas, mientras que el segundo servirá para acabar con la rata en un plazo de 72 horas. Así, no se corre el riesgo de dejar viva a la pulga, la principal conductora de la peste bubónica”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Búsqueda personalizada