miércoles, 1 de abril de 2009

ALCALDE DE LA PROVINCIA DE ASCOPE RESPALDA A TRABAJADORES DE SALAMANCA

Salamanca.-La problemática que viene viviendo a diario la población de Salamanca, luego de los despidos arbitrarios de 28 trabajadores y más de 40 contratados de la empresa Corporación del Sur, no podía pasar desapercibido por sus autoridades que los representan; por tal motivo, el Alcalde de la Provincia de Ascope, Mario Velarde Carrión enterado que no llegaron a un acuerdo en la ciudad de Trujillo, se apersonó al pueblo Salmantino para entregar víveres para la olla común y brindar su apoyo moral a todas las familias que han sido afectadas.

El Alcalde de Ascope, Velarde Carrión luego de escuchar los reclamos y conocer a fondo la problemática de los trabajadores de Salamanca, constató que la economía en el pueblo ha decrecido por la escaséz de productos y altos precios en las tiendas, el transporte público a reducido sus vehículos por la baja demanda; además, que la falta de recursos económicos para solventar la compra de útiles escolares a puesto en peligro el año escolar de esta zona y la desnutrición que puede agudizarse en los niños y jóvenes que se alimentan de la olla común que beneficia a cerca de 50 familias.

"La problemática que viven los trabajadores despedidos repercute en todo el pueblo de Salamanca, me siento triste de conocer el drama que viven a diario estas familias que han quedado desamparadas, sabemos que la labor que emprendida por el Consejero Díaz Camacho culminó al no llegar a un acuerdo, Pero solicito al gobierno regional que mediante su dirección de salud, educación y proyección social apoyen a los pobladores de este pueblo, que realmente lo necesitan”; manifestó el Alcalde, Velarde Carrión.

Invoco a las autoridades que traten de apoyar con un granito de arena a los pobladores de Salamanca que se encuentran a la deriva, y lamento que empresarios que vienen invertir a la Provincia de Ascope no generen desarrollo y proyección social en las comunidades donde ellos laboran, creando desconcierto y zozobra; además, de burlarse de los derechos laborales de los trabajadores, quienes un día fueron propietarios de sus tierras y por leyes dadas en los años noventa tuvieron que venderlas por una miseria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Búsqueda personalizada